Cómo hacer el peor proceso de selección

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

He de reconocer que desde que no se puede usar la violencia… me cuesta mucho más transmitir mis argumentos de forma convincente… Jajajaj.

He visitado “cienes y cienes de empresas” (que diría Sabina) exponiéndoles a cada una de ellas los beneficios de hacer el proceso de selección como “siempre se ha hecho”… ¡Sí señor!.

¿Acaso debemos despreciar el proceso de selección de siempre por el simple hecho de estar décadas desfasado?

Que el proceso de selección de siempre salga “carísimo”… ¿Es razón suficiente para cambiarlo? ¡Por Dios! ¿Estamos locos, o qué?…

¡Hagamos las cosas como siempre se han hecho!; contratemos a ciegas y metamos desconocidos en la empresa, y si darnos cuenta de que no sirven nos cuesta 3 o 4 nóminas… pues bien derrochado está!!!! Faltaría mássssss!!!!

¡Ah! y si nos cansamos de publicar ofertas en los portales de empleo y de rezar para que entre alguien bueno… pues la cosa está clara… la culpa no es nuestra, evidentemente, la culpa es de la gente… ¡¡¡¡ Que no quieren trabajar !!!!

Y por si fuera poco…!!!! Hay una consultora [volumem consultores, o algo así…] que anda por ahí profanando la memoria de nuestro antepasados blasfemando y difundiendo mensajes como;

– Si no encuentras vendedores, cambia la forma de buscar.    ¡Semejante sinsentido! Jajajaja.

– Querer es más importante que saber.   Ufff…. me aburro!!!

– El Currículum Vitae no sirve para nada en un proceso de selección   ¿Cómo…? Jajaja.

Pssssss…. ¡Acércate! he oido por ahí que han llegado a decir que la experiencia no sirve para nada… ¿Te lo puedes creer? decir que un vendedor con experiencia es un vendedor de segunda mano. ¡Si Matusalén levantara la cabeza…!!!!

¡Ese, ese! Ese es… El que está de pie. ¡No mires ahora! Es ese seguro…

Nosotros a lo nuestro…

Tú también lo sabes. El proceso de selección convencional no te funciona.

No te preocupes… Puedes empeorarlo. y voy a darte las claves para ello:

Clave nº 1.

Fíate de los Currículum Vitae.

Sí, sí… has leído bien. Que nadie te prive de esas interminables horas derrochadas sentado con tus dos compañeros; el azar y el aburrimiento. Todo lo demás puede esperar, aunque sea más importante.

No leas el artículo ¿Buscas vendedores? porque van a intentar convencerte de lo contrario.

No consientas que te quiten la ilusión de alcanzar el récord de ser la persona que más Currículum ha leído.

Sé fuerte… y si alguna vez se te pasara por la cabeza que lo que buscas, en realidad, no lo vas encontrar nunca en un Currículum… no desistas. Aférrate a las tradiciones por respeto a tus antecesores.

Aquellos que defienden que los Currículum Vitae son documentos sin vida y que no representan, para nada, a las personas que hay detrás… esos no saben de lo que hablan y se lo vamos a demostrar.

En un Currículum está todo lo que buscamos:

  • Buscamos profesionales con experiencia.   ¿Ves…? eso está en el Currículum.
  • Con capacidad de gestión y resolución de incidencias.   ¡Uy! eso no sé si está…
  • Que quieran desarrollarse profesionalmente en la compañía.   Ufffff…. eso no está…
  • Actitud positiva y trabajo en equipo.   ¿Esto como va a estar?…
  • Dinámicas, extrovertidas y con clara orientación al cliente   Bueno… vale! esto tampoco está
  • Buscamos una persona que…   ¡Ehhhhh! que lo dejamos. Ya vale…

¿Ves? Teníamos razón… en el Currículum está todo lo que buscamos; la experiencia, la experiencia, la experiencia y demás…

Siempre que no venga ningún aguafiestas a decirnos que 20 años de experiencia pueden ser, en realidad, 1 año repetido 20 veces y que querer es más importante que saber… pues todo va bien.

A seguir leyendo Currículum. Perdamos el tiempo como si fuéramos inmortales.

Clave nº 2.

Sigue haciendo Entrevistas Personales

No dejes jamás de alimentar la fe en tu intuición y sigue confiando en las entrevistas personales. Recuerda que si después de tres meses y un gasto superior a 6.000 € te ves obligado a despedirlo, no… no es que te traicione tu intuición… es, sencillamente, que no quería trabajar.

Equivocarse es de sabios…! Al fin y al cabo, sólo has malgastado unos miserables miles de euros.

No pasa nada, yo estoy contigo… sé que es dificil. Mas aún cuando llevamos tantísimos años repitiendo -una y otra vez- la misma entrevista. A veces tengo la sensación (sólo la sensación) de que el candidato se la sabe de memoria.

¿No sería más facil así?:

– Hola! buenos días…

– Hola, buenos días. ¿Qué tal? siéntese aquí por favor…

– Gracias.

– Bien, Sr. Candidato… ¿Por qué quiere trabajar con nosotros? Aquí es cuando hay que poner cara de entendido…

– Pues… sinceramente, yo lo que quiero es un sueldo y me da igual que sea en su empresa o en otra. La primera que pique… Jajaja [perdón].

– Muy bien, estupendo. ¿Podría definirse, por favor? No te olvides de volver a poner cara de que entiendes…

– Me definiría como una persona bastante egoísta, desordenada, no me gusta nada madrugar y mucho menos trabajar.

– Genial… y por último, ¿Donde se ve dentro de 5 años? Aquí apelamos a sus dotes de futurólogo.

– Me veo en esta empresa, cobrando sin dar resultados. Gracias a que Vd. no ha sido capaz de aceptar que se equivocó en el proceso de selección. Jajajaja, perdón otra vez….

¿Qué?, ¿A que sería más facil si las entrevistas personales fueran así?

Pues nada…

los candidatos se empeñan en contestar lo que los entrevistadores quieren escuchar.

No estoy muy seguro, pero me parece que no sería pecado pensar que más que una entrevista de trabajo parece un casting para una obra de teatro. No quiero pensar eso… sería aceptar que en vez de elegir al mejor vendedor he elegido al mejor actor. Hay que me lio…

Mantengamos la calma!!! a nadie en su sano juicio se le ocurriría hacerlo de otra manera. Las entrevistas personales son la mejor forma de saber:

  • Como se comporta en equipo…   Sí, aunque esté solo. ¿Qué pasa?
  • Como defiende sus argumentos ante más candidatos…   Sí, aunque esté solo. ¿Qué pasa?
  • Como resolvería situaciones adversas frente a sus competidores…        Sí, aunque esté solo. ¿Qué pasa?
  • Como reacciona ante las críticas de otros candidatos…   Sí, aunque esté solo. ¿Qué pasa?
  • Como se mueve en el ambiente comercial…   Sí, aunque esté solo. ¿Qué pasa?

Definitivamente. Las entrevista personales son indispensables. Si queremos conocer, de primer mano, las habilidades sociales y comunicativas de un candidato… la mejor forma de hacerlo es entrevistarlo en solitario. Lo contrario sería sacarle de su círculo de confort y no tendría más remedio que ser él mismo. Acabaríamos conociéndole mucho mejor… pero ese no es el objetivo de las entrevistas personales.

Clave nº 3.

Olvídate del Plan de Acogida

Si has llegado hasta aquí, enhorabuena. Has realizado el peor y más caro proceso de selección posible.

Lo importante ahora es no fastidiarla!!! no vayamos a diseñar un Plan de Acogida que nos permita comprobar, en el menor tiempo posible, si hemos acertado en el proceso de selección.

No. No caigamos en la tentación de creer que el plan de acogida forma parte del proceso de selección. No, no y no. Ya está seleccionado y punto.

Diseñar un “Plan de Acogida” lleva mucho trabajo y no estamos para perder el tiempo con los nuevos. Cuando entre por la puerta en su primer día de trabajo lo mejor es sentarle en una mesa y espetarle cientos y cientos de catálogos… y a leer, como hemos hecho todos. ¡Ah! y si tiene alguna duda… por favor que pregunte… que estamos para ayudarle… Jajajaja.

Importante: a esta parte llámale “Fase de Formación”. Que no se note que estamos improvisando

Sí, ya sé que hay necios que afirman que esto no es formación, que tan solo es “Información”… pero que sabrán ellos. Nosotros siempre lo hemos hecho así y aquí estamos.

Para darle un tinte de profesionalidad a la cosa, de vez en cuando, le invitamos a un café… que vea que en nuestra empresa hay buen rollo…

¡Conseguido!

Ya tenemos un “Cátálogo con patas” un Productópata compulsivo dispuesto a aburrir a cualquiera su diarrea verbal.

Ahora el gran toque magistral… ¡A la calle!. ¡A vender machote….! A cometer los mismos errores que hemos cometido todos.

Si quieres te aviso cuando salga el siguiente post

100% confidencial. Odio el spam tanto o más que tú.

Y ahora lo más importante

¡Tu Opinión!

– Comenta lo que quieras… prometo responder a todos…

¿Te sientes identificado con alguna parte de lo expuesto?, ¿Hay algo que te parezca una barbaridad?… no sé…

– Si te ha gustado y crees que pude interesarle a más gente ¡Ayúdame a llegar a ellos!

Sigue leyendo

te puede interesar

No Existen Comentarios

Deja Tu Comentario